martes, 10 de junio de 2008

Backports

Para aquellos que utilizamos Debian o alguno de sus derivados (como Ubuntu) seguramente estará súper acostumbrados a la forma de instalar cosas. Para aquellos que no lo sepan, el sistema funciona con archivos .deb (llamados paquetes) instalados, configurados y demás mediante aplicaciones como dpkg, dselect, etc. El problema surge cuando un paquete necesita de otros paquetes para poder ser instalado.

Dependencias

Cada paquete tiene incluído, entre muchas otras cosas, una lista con los paquetes que necesita para poder funcionar; y no se dejará instalar a menos que todas ellas estén ya instaladas. Los quebraderos de cabeza que dieron estos problemas llevaron al desarrollo de apt-get, una aplicación que se encarga de resolver todas esas dependencias e instalar todos los paquetes necesarios en el orden adecuado para disminuir las molestias al mínimo. La diferencia es que el trabajo realizado necesita de todo un conjunto de paquetes disponibles (o al menos que se sepa de dónde obtenerlos) para poder decidir si puede resolver las dependencias de un paquete dado. De allí nace el concepto de “repositorio“: un conjunto de aquellos paquetes que pueden ser instalados en un sistema.

Pero eso no era suficiente. Además se desarrollaron aptitude y synaptic; dos interfases para apt. La primera corre sobre una consola gracias a las librerías de menúes ncurses; synaptic, por su parte, es la versión para entornos gráficos. Esto sería el ápice del manejo de aplicaciones en distribuciones de linux basadas en Debian por la simple razón de que es muy sencillo de utilizar para cualquier usuario… siempre que se tengan disponibles los repositorios adecuados. Cada repositorio tiene su propio conjunto de programas ¿y qué pasa si no está el que nosotros queremos?

En dichos casos se pueden hacer 2 cosas: compilarlo y correrlo u obtenerlo de algún otro repositorio e instalarlo a mano (tip: si se utiliza dpkg no se rompe la base de datos de aptitude/synaptic, si se utiliza apt-get sí). En ambos casos es algo tedioso y que requiere de ciertos conocimientos especiales. Para la primera basta con conseguir el código fuente, rezar y compilar. Para lo segundo, se dispone de apt-get.org, un sitio dedicado a la localización de los paquetes en el que basta con poner el nombre de la aplicación para obtener el repositorio necesario.

SIn embargo, no todos los repositorios tienen todas las versiones que nosotros necesitamos; y no todos para nuestra versión del sistema operativo o repositorios. Para cubrir esta necesidad, se engendró Backports.org: un proyecto para crear un repositorio no oficial con versiones no disponibles en los repositorios oficiales. He aquí una de las formas de tener los backports siempre disponibles sin romper todo el sistema.

Notas de Traducción

  • Este artículo fue traducido haciendo ejercicio de los derechos de uso brindados por la licencia del artículo original
  • El artículo original, al igual que su traducción, están bajo los términos de la Licencia para Documentación Libre de GNU (GNU Free Documentation License)
  • El artículo original como thread en un foro: Backports; latest and greatest for Sarge


La Traducción

Este artículo describe cómo instalar paquetes de backports.org. El método descripto en esta guía es sólo uno de muchas formas que se pueden utilizar y no pretender ser la mejor ni la más efectiva para utilizar backports. Si bien el método descripto debería de ser seguro, siempre es una buena idea hacer una copia de respaldo de información importante antes de hacer un cambio significativo al sistema. Esta guía está licenciada bajo los términos de la GFDL (GNU Free Documentation License). Fue escrito con la esperanza de que será útil a la comunidad pero no provee garantía alguna; usar bajo su propio riesgo.

Mucha gente siente que Debian Sarge se está añejando y optan, en su lugar, por instalar Testing o Inestable para obtener los últimos paquetes. La contra de esto es que tanto Testing como Inestable tienden a romperse. Backports.org es un repositorio que tiene muchos de los últimos paquetes compilados para Sarge de forma que uno pueda obtener los mejores y últimos paquetes sin necesidad de actualizar todo el sistema.

Preparando el sistema para Backports.org

Abrir, como super-usuario, el archivo /etc/apt/sources.list y agregar los repositorios de backports. Un archivo sources.list, para incluír backports incluídos, debería incluír la siguiente línea:


#Backports
deb http://www.backports.org/debian/ sarge-backports main

Nos gustaría poder elegir qué paquetes queremos instalar/actualizar desde Backports. Para ello, utilizaremos el pinning de apt dándole una menor prioridad que los repositorios principales al de Backports. Esto se logra en el archivo /etc/apt/preferences agregando una entrada para Backports.

En caso de que no tengas tal archivo, no hay necesidad de entrar en pánico. Sólo crea uno, como súper-usuario, con tu editor de texto preferido. Una vez que éste archivo exista deberá incluir las siguientes líneas para lograr el efecto deseado (explicación de cómo funciona el pinning)


Package: *
Pin: release o=Debian,a=stable
Pin-Priority: 900

Package: *
Pin: release a=sarge-backports
Pin-Priority: 200

Package: *
Pin: release o=Debian
Pin-Priority: -10

Instalando paquetes desde Backports.org

Una vez editados dichos archivos lo primero que hay que hacer es actualizar la lista de paquetes:


aptitude update

para poder instalar paquetes desde backports se ejecuta la siguiente instrucción:


aptitude -t sarge-backports install aplicación


http://enespanol.com.ar/2006/06/22/aplicaciones-en-linux-backports/

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.